MEDICINA ESTÉTICA EN EL FUTURO

El uso de filtros en redes sociales, la búsqueda de experiencias que envuelven en una inmersión de 360º, o la creación de una avatar en el metaverso, son opciones que ya están disponibles desde hace tiempo, y que cada vez utilizan más personas, pero, ¿Sabes cómo afecta en el presente, y cómo afectará en un futuro a la medicina estética? ¿Influirá en la demanda de los clientes? Te lo contamos.

CADA VEZ MÁS CERCA DE LA MEDICINA ESTÉTICA DEL FUTURO

La verdad, es que todavía existen muchas incógnitas de cómo va a afectar y de qué manera van a condicionar al consumidor estos nuevos universos y hacia dónde se dirige el concepto de belleza, lo que si que es cierto, es que ya se están realizando numerosos estudios, en los que se analizan las tendencias para entender cómo será la medicina estética y la belleza en un futuro cercano.

Diferentes expertos en el tema, han puesto en común varios puntos, en los que podemos destacar varias tendencias como pilares de la belleza de vanguardia:

  • La individualidad diversa (El concepto de diversidad significa comprender que cada individuo es único y reconocer nuestras diferencias individuales).
  • La nueva masculinidad.
  • La belleza con inclusión de género.
  • Las nuevas fronteras del cuerpo.
  • La expresión efímera,  lo fugaz, lo pasajero, lo momentáneo y lo fluyente…
  • La lucha contra las malas prácticas.
  • El fin del envejecimiento.
  • Las gafas digitales.
  • Experiencias personalizadas y de belleza.
  • Metaverso.
Estos estudios están analizando el impacto que estas tendencias pueden tener en la vida diaria de las personas.

GAFAS DIGITALES, EL YO DE LA PANTALLA

Nuestra sociedad, cada vez pasa más tiempo delante de las pantallas, y esto, en muchas ocasiones deriva a que cambie la percepción física y mental de uno mismo, lo que conlleva también a que se empiezan a buscar y a explorar, nuevas opciones de belleza.

Uno de los ejemplos que os podemos poner, para entender el impacto de las pantallas en el campo de la belleza, es el hecho de que antes de la pandemia, nos arreglábamos y miramos en el espejo antes de salir de casa, no volvíamos a hacerlo, en general, en todo el día. Sin embargo, con la llegada del COVID, todos empezamos a tener más videollamadas, y fue en ese momento, cuándo muchas personas empezaron a reparar en pequeños, o grandes detalles físicos que les incomodaban.

Pero verse a uno mismo a través de una pantalla, y cómo eso puede distorsionar las percepciones de uno mismo, es una cuestión que estaba ya  latente en el trasfondo, antes de la llegada del COVID-19.

EXPERIENCIAS PERSONALIZADAS

 Otro de los puntos a destacar son las experiencias personalizadas, ahora cada paciente, demanda espacios que les proporcionen distintos tipos de servicios, buscan experiencias 360º, entornos acogedores, servicios personalizados y centralizados, y esto son elementos que destacarán más aún en el futuro.

“la fugacidad de la vida”  y una necesidad que surge de querer vivir momentos diferentes : “Las experiencias buscan despertar nuestras emociones, por lo que el éxito de que un consumidor recuerde el servicio reside en rodear esa prestación con un conjunto de extras adicionales que generen aún más emoción. Queremos identificarnos con un estilo de vida elegante y, a la vez, sentirnos únicos”.

Esta experiencia es cómo se sienten los pacientes, qué van a recordar tras esa vivencia y qué emociones les va a despertar una experiencia inmersiva y multisensorial, este enfoque personalizado no solo se limitará a la a los tratamientos, sino que también se extiende al proceso de consulta.

BELLEZA Y METAVERSO

Este, es uno de los temas tecnológicos más hablados en los últimos tiempos, el metaverso. Se está analizando como podrá afectar a la belleza los avances de esta tecnología, teniendo en cuenta, que ya pueden crearse avatares a gusto del consumidor.

Gracias al metaverso, se podrán ofrecer asesoramientos individualizados basados en imágenes de cada paciente, que posibilitarían enseñar el antes y el después de un tratamiento con tu propio rostro”, “por ello, es fundamental convertir la búsqueda de belleza en una belleza saludable que sea honesta con la imagen real y que no provoque disociaciones”.

El metaverso tendrá un profundo impacto en nuestras vidas y también lo hará en la medicina estética, una nueva realidad para la belleza. Este universo promete la capacidad de crear un nuevo “yo virtual”, lo que probablemente tendrá importantes consecuencias para la expresión personal de cada paciente.

En este emocionante panorama tecnológico, la incorporación de la inteligencia artificial  y el aprendizaje automático está transformando la forma en que se aplican los tratamientos de Medicina Estética.

Los límites de la imaginación no tienen fronteras en el mundo digital, y cada vez más personas quieren sumarse a esta tendencia. Se podrán ofrecer asesoramientos individualizados basados en imágenes de cada paciente, que posibilitarían enseñar el antes y el después de un tratamiento con tu propia cara, pero  es fundamental convertir la búsqueda de belleza en una belleza saludable que sea honesta con la imagen real y que no provoque disociaciones. Un futuro basado en la confianza que aporta la ciencia médico-estética para una belleza sana.

LA EVOLUCIÓN CONTINUA DE LA MEDICINA ESTÉTICA

El éxito se encamina hacia un enfoque integro que abarca la salud, el bienestar y la conexión con los pacientes. En las manos de los profesionales de esta rama de la medicina, yace el poder de transformar no solo apariencias, sino autoestima y bienestar, marcando así una era emocionante y dinámica en esta área.

Cómo influirán las tendencias en un futuro cercano aún es algo incierto, y tendremos que esperar para conocerlo,  desde Clínica estética Seguer, buscamos generar conversación sobre el mañana de la medicina estética y las necesidades del paciente del futuro. Un futuro respaldado por la ciencia y la medicina de vanguardia, siempre abogando por una belleza sana y natural.

Scroll al inicio
Pide Cita
Pide Cita
Pide Cita